Cómo encontrar nuevos clientes: 4 fórmulas mágicas

Es uno de los grandes problemas de las pymes: puede que ofrezcan un buen producto, que dispongan de personal altamente cualificado, puede incluso que sean los mejores en su sector, pero… no saben cómo encontrar nuevos clientes. O cómo hacer que estos les encuentren a ellos.

Las grandes empresas cuentan con infinidad de medios para darse a conocer al gran público, entre ellos marcas de prestigio y costosas campañas de publicidad y de marketing. Son recursos que a menudo no están al alcance de las empresas más modestas, que deben buscar otras vías para hacerse un hueco en el mercado.

Llamar a la puerta del cliente potencial es el método más directo. Si detectamos una necesidad que esa persona o empresa no ha cubierto y somos los primeros en ofrecerle una solución tendremos buena parte del trecho recorrido para transformarlo en cliente. Esta apelación, sin embargo, debe realizarse con sumo cuidado, de una manera cordial y no agresiva, para evitar causar una reacción de rechazo que nos perjudicaría, respetando siempre las leyes de protección de datos y evitando campañas que puedan ser consideradas spam.

Disponer de cartas de presentación llamativas, dinámicas y fácilmente encontrables. Nos referimos a la presencia en Internet: web, blog, perfiles en las redes sociales… En todos los casos deben tener un diseño atractivo, deben ofrecer la información adecuada (es decir, la que está buscando ese potencial cliente) y deben incorporar un SEO optimizado para que los buscadores los coloquen en una situación lo más destacada posible.

Otra de las vías que nos permitirán encontrar nuevos clientes, sin duda la más eficaz, es la de los contactos. Cuanto más amplia sea nuestra red, más posibilidades tenemos de dar con alguien que precise de nuestros servicios o de nuestros productos. Además de los contactos personales, es importante trabajar los de las redes sociales, poniendo especial atención en los perfiles que mejor se adapten a nuestro negocio (pueden ser de LinkedIn, Facebook, Twitter, Pinterest…). Es un trabajo que requiere dedicación y constancia, pero que a la larga nos permitirá contar con una red de contactos mucho más amplia que las construidas por los medios tradicionales.

Las empresas de tamaño reducido y presupuesto limitado que no pueden invertir demasiado en publicidad también pueden intentar promocionarse de otra manera: presentando sus productos más innovadores a becas y concursos. Organizados por las diferentes administraciones y también por algunas empresas de prestigio, los premios que se otorgan -dejando a un lado la parte económica- constituyen un destacado escaparate que puede abrir muchas puertas.

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Mensaje