Lecciones de viralidad

Hace unos meses publicábamos en polinomi.com un post titulado Lecciones de comunicación, en el que analizábamos dos vídeos vistos en Youtube: el de una niña que hablaba de los adultos y el de una profesora en paro que presentaba sus habilidades. Ambos contenían todos los ingredientes de lo que deber ser una comunicación eficaz.

La semana pasada fueron también dos niñas las que nos dieron una nueva lección, en este caso de viralidad. Seguro que lo has visto en todas las redes sociales: las niñas querían que su padre les comprara un perrito. El padre, que se resistía, les prometió comprárselo si conseguían un millón de “Me gusta” en Facebook. Y las niñas los consiguieron en una pocas horas. El padre, por supuesto, les regaló la mascota.

¿Cómo consiguieron estas niñas semejante hito, un objetivo que a cualquier marca de prestigio le cuesta tanto alcanzar, a pesar de todas sus estrategias de marketing, de contar con los mejores expertos en Social Media y en SEO, de invertir en publicidad…?

Crearon su página en Facebook: Twogirlsandapuppy. Se hicieron una foto en el sofá de casa con un cartel escrito a mano en el que pedían exactamente lo que querían (“Hi World. We want a puppy! Our dad said we could get one if we get 1 million likes! He doesn’t think we can do it! So ‘LIKE’ this!”). Colgaron la foto en su fanpage. Y en 7 horas tenían su millón de “Me gusta”.

Twogirlsandapuppy

Realmente simple, ¿verdad? Simple pero altamente efectivo, porque responde a las reglas más básicas de la viralidad: una imagen llamativa y un mensaje original, sincero, directo, divertido, que apela a los sentimientos. Todo ello aderezado con una combinación ganadora: niños y animales.

Es cierto que nunca podemos saber con certeza cuándo un contenido determinado va a tener un éxito tan apabullante como este, cuándo va a conseguir encender esa chispa que incita a los usuarios de las redes sociales a compartirlo masivamente. Pero si cuenta con este tipo de ingredientes, las posibilidades aumentan considerablemente.

Como en el caso de Lecciones de comunicación, sencillamente genial.

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Mensaje