Formación y coaching

manos2Ofrecemos a los equipos responsables de Social Media de cada empresa las herramientas y los conocimientos que les permitirán controlar y gestionar los proyectos a su cargo. Utilizamos técnicas de coaching para proporcionarles seguridad y salvar las resistencias al cambio.

Los servicios, a diferencia de los productos, precisan una profunda implicación por parte del cliente en su desarrollo.

Según nuestra experiencia en gestión del cambio y en puesta en marcha de nuevos canales de comunicación, en la medida que formamos a los clientes en el uso de las herramientas y mediante técnicas de co-creación, se muestran más participativos en la definición de los servicios, de manera que obtenemos resultados óptimos y un elevado nivel de satisfacción.

En un artículo escrito para la revista APD, Eduard Ramos describe las condiciones en las que se pueden desarrollar cambios esenciales en la comunicación interna y externa de las empresas. En gran medida, la formación y el acompañamiento, el entrenamiento o coaching de las personas y la organización, marcarán la diferencia entre el éxito y el fracaso de los proyectos.

descargaPor ese motivo, estamos formados en la gestión del cambio y certificados en COACHING ejecutivo y de equipos, incluyendo herramientas para el diagnóstico 360º, como el TLC ( The Leadership Circle).

La primera clave para aumentar la eficiencia en comunicación en nuestras organizaciones es superar el modelo de comunicación unidireccional y jerárquico de puertas adentro y externalizado de forma exclusiva en notas de prensa y publicidad hacia los mercados.

TLC SampleQueramos o no, se multiplican los puntos de contacto entre las empresas y sus empleados, clientes, proveedores, simpatizantes, amigos y enemigos. Se multiplican las conversaciones, ya no existe una única voz. El departamento de comunicación ya no tiene la capacidad de gestionar directamente la multitud de canales y de agentes que intervienen en las conversaciones.

Su misión no puede ser la de censor-inquisidor, simplemente porque la realidad es muy tozuda y desbordará una y otra vez cualquier intención de control total, un control que hasta hace pocos años podía ejercerse de forma bastante efectiva. Pero que hoy ya no es viable.