Ya tenemos blog. ¿Y ahora, qué?

Después de darle muchas vueltas, de valorar los pros y los contras, de pensar cómo debe ser su imagen y cuál debe ser su contenido, la empresa decide construir su blog. Sabéis que es un escaparate único para difundir y compartir conocimientos, que las empresas tienen que estar en la web 2.0, y por eso habéis contratado a unos buenos profesionales que han diseñado un producto a vuestra medida, un blog atractivo, equipado con todo lo necesario, fácil de manejar por parte de los administradores.

Bien, ya tenemos blog. ¿Siguiente paso? ¿Cómo le sacamos el máximo provecho? ¿Cómo lo “ponemos a trabajar”?

Antes de empezar, te sugerimos que tengas en cuenta un dato importante: el 90% de los blogs se abandonan antes del año. Este es un producto que requiere dedicación, inspiración, implicación, y algo más…

1. Grandes dosis de paciencia: un año, si no se trata de una gran marca, que atrae seguidores por sí sola, suele no ser suficiente. El blog tiene que ir creciendo poco a poco, sólo a base de publicar contenidos de calidad y viralizarlos por los canales adecuados podremos ir aumentando, paso a paso, nuestra red de seguidores.

2. Tener un plan trazado: cuándo, cuánto y qué vamos a publicar. Contar con una hoja de ruta y un esquema de contenidos nos facilitará mucho el trabajo.

3. Realizar un seguimiento constante: es imprescindible contestar todos los comentarios que se realicen en el blog en el plazo de tiempo más breve posible y monitorizar nuestra presencia en Internet para readaptarnos constantemente a las circunstancias del mercado.

4. Utilizar el blog adecuadamente: debemos tener claro que no es una herramienta para vender, sino para relacionarnos con nuestros clientes o seguidores. A la larga, su buen funcionamiento repercutirá en las ventas, pero no podemos utilizarlo para anunciar productos u ofertas, para existen otros tipos de sitios web. Lo que publiquemos en el blog tiene que responder a los intereses de nuestros clientes. Como expertos en nuestro sector, debemos ofrecerles información que les resulte útil.

5. Observar de cerca a la competencia: estudiar sus blogs nos puede aportar ideas sobre lo que les funciona y lo que no. La visión crítica y la capacidad analítica se acentúan cuando observamos desde fuera.

6. Asignarle el tiempo y los recursos necesarios: no se escriben posts de calidad en unos minutos, ni esta es una tarea que pueda realizar cualquier empleado que tenga un rato libre. Debemos establecer quién o quiénes se responsabilizarán de gestionar el blog y reservar cada semana unas horas de su jornada para que puedan realizar su trabajo (informarse, buscar nuevos temas, redactar, seleccionar imágenes…) con la dedicación necesaria.

Con todas estas indicaciones y, no lo olvidemos, a largo plazo, el blog irá creciendo, recibirá cada vez más visitas, su contenido se compartirá ampliamente en las redes sociales… Es decir, el blog triunfará. ¡Y escaparemos de ese temido 90% de abandonos!

4 comentarios para “Ya tenemos blog. ¿Y ahora, qué?”

  1. Pilar Pérez Baz dice:

    Unas recomendaciones geniales, y me encanta la última parte del post!!! Esos animossssss Graciasssss

    • Polinomi dice:

      ¡Los ánimos son imprescindibles, Pilar! Gestionar un blog es una ardua tarea y tenemos que encararla con energía. ¡Recordemos que el 90% de los blogs abandonan pero el 10% perdura y tiene éxito!

  2. Reyes Ramon dice:

    Es cierto, tener un blog da muchas satisfacciones, pero es una responsabilidad. Gracias por los consejos, me son muy útiles !
    Un abrazo !

Deja un comentario

Mensaje